“Más allá de las nubes, en el universo, está la cosmogonía, ahí está Mamancana”…

MAMANCANA es la historia por descubrir. Un  recuerdo de conquistadores,  aventuras, crónicas, de sueños y hallazgos. Es un viaje al pasado, a otros tiempos a los de los tayrona. MAMANCANA es un territorio de la memoria, de huellas imborrables, de transeúntes invisibles y estrellas fugaces. Terrazas y murallas de piedras desnudas levantadas por escaladores de sueños. Única Reserva Natural Privada en Colombia protegiendo más de veintitrés años, seiscientas hectáreas  de un fastuoso Bosque Seco Tropical Espinoso y que tan sólo queda el uno por ciento de su tipo en nuestra tierra. Un Concierto de  Aves que vuelan en las copas del Ébano, Caracolí, Ceiba, Guamacho, o Bonga… Mamancana es un magnífico tesoro vegetal y animal. Una Conexión Genética, hombre-naturaleza .Un territorio para enamorados de la vida.

Patrimonio Natural de todos… Reserva de la Biosfera, Reserva de Vida, el tejido de agua que la entrama desde el fondo de su tierra, los ojos de sal  que esconden tras de sí un pasado grabado en tiestos y vestigios de otros. Una montaña con rumbos de sol y piedra, Tierra Mítica con oro faunal y floral de especies endémicas y silvestres, campos verdes con tiempos secos queriendo contar historias de los asentamientos indígenas que existieron. …Guardianes de las rocas y las quebradas, del sol y la luna, de las estrellas y la montaña; con su mágica vegetación  que se eleva hasta 740msnm. El caminante deja sus huellas en la tierra roja, la sangre de la madre tierra  quien de pie ante el altar de la media luna perfora el cielo nocturno con flechas de luz.

Existen indicios de muchas cosas del pasado, de lo que nos dicen las crónicas que existieron en un altiplano, de lo que los historiadores nos tratan de contar, de lo que los antropólogos y arqueólogos descubren en sus huellas, caminos y senderos ecológicos. Con  lo que los biólogos y científicos nos dicen de la evolución del universo a través de los insectos .Cómo a través de los medios de las tecnologías de información y comunicación, pueden fomentar verazmente y enseñar la educación ambiental. MAMANCANA es una historia de antepasados innegables. De aquellos reyes de la mitología y sus significativos nombres.

Sus etnias, Arhuacos, Ikas, Koguis y Kankuamos, tienen como hogar y lugar sagrado la Sierra Nevada de Santa Marta, el corazón del mundo y el enlace con la madre tierra, donde el sentido ecológico y espiritual son  de vital importancia, tal vez, para entender por qué La Sierra es un lugar tan magnífico y aferrado a su creación, a la historia por las etnias que lo habitan; por sus venas corre el residuo de la planta sagrada que en un momento los  envía en un viaje místico hacia sus dioses.

A los pies de su montaña está la tierra sagrada, MAMANCANA hoy el pasado, presente y futuro de una Reserva Natural Privada biodiversa, con espacios multifuncionales y una identidad propia de su cultura para que te enamores de la naturaleza. Practicar el turismo de naturaleza, el ecoturismo y el turismo de aventura es el pulmón de un estilo de vida con oxígeno futurista. Una mezcla de vida silvestre, cosmogonía, ecología y lujo.